Tres vídeos de hipnosis y algunas explicaciones necesarias

HIPNOSIS RÁPIDA
Y PRUEBA DE SUGESTIONABILIDAD


video



ANCLAJE Y PROFUNDIZACIÓN.

video

AUTOHIPNOSIS

video

Estos tres videos forman parte de una misma inducción hipnótica. No estaban preparados, no tenía yo previstas estas secuencias, ni tan siquiera realizar la profundización, el anclaje y la auto hipnosis final. 
Fue un ejercicio que surgió conforme se desarrollaban las respuestas de la persona hipnotizada. Rebeca, profesora y psicóloga clínica, se ofreció voluntaria para realizar simplemente una hipnosis rápida o prueba de sugestionabilidad hipnótica. Se trata de un ejercicio típico en la investigación terapéutica de la hipnosis. Como se ve, se realiza la típica caída hacia atrás con la oportuna fraseología apropiada que pretende desviar la atención, inhibir el córtex y dejar vía libre a los funcionalismos del subcórtex, es decir, con la debida sugestionabilidad que busca que la persona se deje llevar y permita el estado hipnótico. Se realiza en apenas unos minutos y eso da pie a explicar los funcionalismos psicológicos-cerebrales que entran en juego en esta hipnosis rápida. También sirve para explicar la importancia que puede tener de cara a evaluar posibles resistencias que los pacientes-clientes presentan ante la posibilidad de ser hipnotizados, sobre todo al inicio del proceso terapéutico. Es una confrontación directa con las resistencias que siempre afloran en todo proceso psicoterapéutico. Haya o no hipnosis de por medio. En este orden de ideas, al terapeuta le sirve para saber si la persona ofrece miedo exagerado a dejarse hipnotizar, dejarse llevar, etc. Estos elementos y otros más, justifican la comprobación de la actitud del paciente de cara al desarrollo del proceso terapéutico.
Posteriormente, al deshipnotizar, la persona ofrece algo de resistencia… en este caso, es propio de quien está profundamente hipnotizado, porque ha descendido rápida y profundamente de nivel con las maniobras sugestivas y se supone (todo es descriptivo y no demostrativo de nada) que su actividad cerebral también ha descendido, algo parecido al dormir, somnolencia, ondas alpha, theta, entrada en sueño. Gran actividad del hemisferio derecho del cerebro… (ver resonancia magnética funcional, Dra. H. Crawford).
Bien, sea como sea, la persona está tan agradablemente relajada, adormecida y con la consiguiente pesadez y abandono del cuerpo, que siente necesidad de profundizar, de mantenerse en ese estado. Ni le apetece, ni puede en ese momento incorporarse físicamente. Está consciente y dueña de todas sus funciones pero, lo mismo que cuando uno está durmiendo profundamente y gozando de sueños agradables, se resiste a despertar. Si uno descansa y duerme profundamente, necesita de un tiempo para despertar y abrir incluso los ojos.
La persona hipnotizada (Rebeca) manifiesta un dolor en el brazo izquierdo. Durante la maniobra de hipnotizarla es evidente que no se ha golpeado con nada… ese dolor es un síntoma de algo oculto, un “problema o conflicto interno” con el que ha conectado al entrar en juego su inconsciente. Como es típico en los problemas psicológicos-emocionales no resueltos o reprimidos, estos muchas veces afloran como síntomas físicos. Es decir, lo que no se resuelve en su área mental-emocional, se somatiza. Hablamos entonces de contenidos psico-somáticos. Maravillosa oportunidad para explorarlo y sanar todo eso en el contexto de una psicoterapia.
Por razones evidentes, en un lugar público y con tanta gente observando, “las intimidades personales” se resisten a salir y el profesional no debe forzar que la persona hipnotizada dé contenidos. Se procede entonces a aliviar ese dolor o molestia con una sencilla visualización curativa, con elementos contenidos en su memoria celular:
 “Con la ayuda de tu mente inconsciente, entra en el recuerdo sensorial de algunas actividades agradables… cuando tus brazos, etc., los sentías flexibles, fuertes, ligeros… evoca esa experiencia de hacer cosas… acariciar tu perro (Genaro, un hermoso Bulldog) etc… así vas recuperando esas sensaciones agradables”.
Y al salir del trance ya está bien, ha desaparecido la molestia del brazo. Si ella quiere, reflexionará en cosas muy importantes: aquello que debe resolver, psicológicamente hablando, y la enorme capacidad de entrar en trance hipnótico. Ella, su inconsciente, posee una fuente extraordinaria de recursos y potencialidades.
Es una persona sensible, intuitiva y creativa, por eso ha elegido ser psicóloga y maestra. Desde aquí mi agradecimiento por permitirme modelar esta inducción hipnótica y sus contenidos.
Como complemento a estos comentarios, diré que es importante anclar el recuerdo de experiencias positivas y agradables, y establecer un estado de auto hipnosis para reproducirlo en la vida diaria cuando a ella le apetezca o lo necesite, (observar atentamente cómo se realiza y la fraseología que se utiliza…).
En síntesis, hemos modelado: hipnosis rápida o prueba de sugestionabilidad, visualización curativa y anclaje para auto hipnosis. Todo en 15 minutos. Así valoramos el potencial que nos aporta la hipnosis.
Frente a quienes se empeñan en centrarse en lo más superficial y menos importante, frente a quienes se obsesionan por demostrar  “su poder y voluntad para dominar-hipnotizar rápidamente o fulminantemente a alguien”… yo pregunto: ¿y, realmente, para qué sirve eso?
Dar una respuesta me llevará otra entrada en este blog o, mejor aún, eso lo explico teóricamente y prácticamente en mis cursos.
En Murcia estamos en ello, desde el próximo viernes en Zaragoza y en breves días en Vigo y… México lindo.
Que tengáis un bonito día lo que queda de domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto de este blog